sábado, 27 de noviembre de 2010

PREMIO CERVANTES 2010


Ana María Matute, a sus 85 años, recibe el premio Cervantes tras una larga vida dedicada a la literatura. Con este premio se reconoce su obra, 12 novelas y varios volúmenes de cuentos, ahora reunidos bajo el título En la puerta de la luna. Es el premio que le faltaba. Los ha tenido casi todos, dos nacionales de Literatura Infantil; el Nacional de las Letras (2007); el Nacional de Literatura y el de la Crítica por Los hijos muertos; el Nadal 1959 por Primera memoria; el Planeta 1954, por Pequeño teatro, e incluso el Ciutat de Barcelona 1966 por un relato maravilloso, El verdadero final de la Bella Durmiente.
Matute fue la segunda de los cinco hijos de una familia conservadora y religiosa. Se crió durante la Guerra Civil y tuvo una infancia marcada por las enfermedades que padeció.

Su estilo es sencillo y claro, con muchos detalles y un ritmo casi poético. Su estilo narrativo es delicado, poderoso y muy franco.
Es la única mujer miembro de la Real Academia de la Lengua, ocupa el sillón de la letra "K", y la tercera en los tres siglos de vida de la institución.
Destaca su obra Olvidado rey Gudú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada