sábado, 6 de marzo de 2010

PARAFRASEANDO A QUEVEDO

A UNA PELUSA

Érase un hombre a una pelusa ligado,
érase una pelusa superlativa;
érase una pelusa mogollón y esquiva;
érase un pelusón muy abullonado.

Era un montón casi soterrado,
érase una fauna primitiva;
érase un elefante boca arriba,
era Bernabé Pertierra apelusado.

Érase pelusa de un rebaño entera,
érase el cargamento de una galera;
miles de rebaños de ovinos era.

Érase una pelusa infinita,
muchísima pelusa, pelusa tan fiera,
que de la casa de Román su morada hiciera.

27 comentarios:

  1. Seguro que os suena.
    Os propongo dos cosas:
    1. Averiguad quién lo ha escrito y a qué libro pertenece. Podéis añadir los datos que encontréis y os parezcan interesantes, incluso otro poema del autor o autora.

    2. ¿Seríais capaces de parafrasear a Quevedo? Sólo un cuarteto... ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Si que me suena!
    1. Este poema pertenece al cuaderno de “Poemas dedicados” escrito, creo, por Quevedo.
    También he encontrado este otro divertido soneto, escrito en el siglo XVII por Francisco Quevedo en el que éste parodia la nariz de Luis de Góngora:

    Érase un hombre a una nariz pegado,
    érase una nariz superlativa,
    érase una nariz sayón y escriba,
    érase un peje espada muy barbado.

    Era un reloj de sol mal encarado,
    érase una alquitara pensativa
    érase un elefante boca arriba,
    era Ovidio Nasón más narizado.

    Érase un espolón de una galera,
    érase una pirámide de Egipto,
    las doce Tribus de narices era.

    Érase un naricísimo infinito,
    muchísimo nariz, nariz tan fiera
    que en la cara de Anás fuera delito.


    2. He intentado hacer un cuarteto, aunque evidentemente no tiene nada que ver con el ejemplo puesto, pero bueno aquí está:

    Érase una mujer a una silla pegada,
    érase una silla descolorida;
    érase una silla abandonada;
    érase una silla muy astillada.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ups! se me ha olvidado poner el nombre.

    Eva Romero Quesada.

    ResponderEliminar
  4. El autor de ese poema es Francisco de Quevedo y pertenece al libro "Parnaso español", uno de los más reconocidos de dicho autor, en el cual destaca el tono burlesco de sus poemas

    Aquí os dejo otro .

    PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

    Madre, yo al oro me humillo,
    Él es mi amante y mi amado,
    Pues de puro enamorado
    Anda continuo amarillo.
    Que pues doblón o sencillo
    Hace todo cuanto quiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Nace en las Indias honrado,
    Donde el mundo le acompaña;
    Viene a morir en España,
    Y es en Génova enterrado.
    Y pues quien le trae al lado
    Es hermoso, aunque sea fiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Son sus padres principales,
    Y es de nobles descendiente,
    Porque en las venas de Oriente
    Todas las sangres son Reales.
    Y pues es quien hace iguales
    Al rico y al pordiosero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    ¿A quién no le maravilla
    Ver en su gloria, sin tasa,
    Que es lo más ruin de su casa
    Doña Blanca de Castilla?
    Mas pues que su fuerza humilla
    Al cobarde y al guerrero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Es tanta su majestad,
    Aunque son sus duelos hartos,
    Que aun con estar hecho cuartos
    No pierde su calidad.
    Pero pues da autoridad
    Al gañán y al jornalero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Más valen en cualquier tierra
    (Mirad si es harto sagaz)
    Sus escudos en la paz
    Que rodelas en la guerra.
    Pues al natural destierra
    Y hace propio al forastero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero

    María Quesada Quesada 3ºB

    ResponderEliminar
  5. Érase una mujer a una silla pegada,
    érase una silla descolorida;
    érase una silla muy protegida;
    érase una silla muy astillada.

    Revisando las rimas he visto que el anterior no cumple la normativa del soneto: ABBA.

    Eva Romero Quesada.

    ResponderEliminar
  6. Genial!!! Me ha gustado. Aunque el primer verso tiene más de 11. ¡¡Jejeje!!
    Por cierto, deciros que el de la nariz es de Quevedo, como bien habéis dicho; pero éste no es de él. A ver quién me dice el autor o autora.

    El de "Poderoso caballero es Don Dinero" muestra una realidad cotidiana ¿no creéis?

    Saludos.

    PD: Veo que tendré que daros más puntos porque como el resto no se anima....

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Creía que hablabas del poema de Quevedo.
    En cambio, la autora de este otro se llama Juana Castillo Escobar.

    Es verdad, no se amina nadie con lo divertido que está esto.

    Saludos

    María Quesada Quesada

    ResponderEliminar
  8. ¡Mejor para nosotras, María!
    Ganamos puntos, nos divertimos y aprendemos.

    Eva Romero Quesada.

    ResponderEliminar
  9. Así me gusta. De camino me hacéis sentir que sirve para algo.

    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  10. ¡Pues eso digo yo! Lo hacemos todo a la vez. Con lo simple que es buscar lo que preguntas, en vez de tanto tuenti y messenger jeje.
    Por supuesto Manoli, esto sirve para aprender, para comunicarnos.... y para un montón de cosas más, lo que pasa es que no sabemos valorar lo bueno.

    Besos y denada.

    P.D:Tampoco nos cuesta nada hacer comentarios. Es más, lo primero que hago cuando enciendo el ordenador es entrar en el blog.

    María Quesada Quesada

    ResponderEliminar
  11. A mi me gusta la idea, es una alternativa diferente.

    He pensado (aunque mucha gente no esté de acuerdo) que podiamos trabajar la vida de Miguel Hernández, ya que, dentro de unos días hace algo más de un siglo y medio que murió.

    Eva Romero.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una buena idea, Eva. Se nota que te gusta este hombre jeje. Los otros días en clase también hablastes de él.
    Empiezo yo, dejando un poema suyo que he encontrado en internet y que va dirigido a Jaen, nuestra tierra.

    ACEITUNEROS
    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    decidme en el alma: ¿quién,
    quién levantó los olivos?

    No los levantó la nada,
    ni el dinero, ni el señor,
    sino la tierra callada,
    el trabajo y el sudor.

    Unidos al agua pura
    y a los planetas unidos,
    los tres dieron la hermosura
    de los troncos retorcidos.

    Levántate, olivo cano,
    dijeron al pie del viento.
    Y el olivo alzó una mano
    poderosa de cimiento.

    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    decidme en el alma: ¿quién
    amamantó los olivos?

    Vuestra sangre, vuestra vida,
    no la del explotador
    que se enriqueció en la herida
    generosa del sudor.

    No la del terrateniente
    que os sepultó en la pobreza,
    que os pisoteó la frente,
    que os redujo la cabeza.

    Árboles que vuestro afán
    consagró al centro del día
    eran principio de un pan
    que sólo el otro comía.

    ¡Cuántos siglos de aceituna,
    los pies y las manos presos,
    sol a sol y luna a luna,
    pesan sobre vuestros huesos!

    Andaluces de Jaén,
    aceituneros altivos,
    pregunta mi alma: ¿de quién,
    de quién son estos olivos?

    Jaén, levántate brava
    sobre tus piedras lunares,
    no vayas a ser esclava
    con todos tus olivares.

    Dentro de la claridad
    del aceite y sus aromas,
    indican tu libertad
    la libertad de tus lomas.


    María Quesada Quesada

    ResponderEliminar
  13. Yo he seleccionado estos dos:
    1-
    El corazón es agua
    que se acaricia y canta.

    El corazón es puerta
    que se abre y se cierra.

    El corazón es agua
    que se remueve, arrolla,
    se arremolina, mata.

    2-
    La cebolla es escarcha
    cerrada y pobre.
    Escarcha de tus días
    y de mis noches.
    Hambre y cebolla,
    hielo negro y escarcha
    grande y redonda.

    En la cuna del hambre
    mi niño estaba.
    Con sangre de cebolla
    se amamantaba.
    Pero tu sangre,
    escarchada de azúcar,
    cebolla y hambre.

    Una mujer morena
    resuelta en luna
    se derrama hilo a hilo
    sobre la cuna.
    Ríete, niño,
    que te traigo la luna
    cuando es preciso.

    Alondra de mi casa,
    ríete mucho.
    Es tu risa en tus ojos
    la luz del mundo.
    Ríete tanto
    que mi alma al oírte
    bata el espacio.

    Tu risa me hace libre,
    me pone alas.
    Soledades me quita,
    cárcel me arranca.
    Boca que vuela,
    corazón que en tus labios
    relampaguea.

    Es tu risa la espada
    más victoriosa,
    vencedor de las flores
    y las alondras
    Rival del sol.
    Porvenir de mis huesos
    y de mi amor.

    La carne aleteante,
    súbito el párpado,
    el vivir como nunca
    coloreado.
    ¡Cuánto jilguero
    se remonta, aletea,
    desde tu cuerpo!

    Desperté de ser niño:
    nunca despiertes.
    Triste llevo la boca:
    ríete siempre.
    Siempre en la cuna,
    defendiendo la risa
    pluma por pluma.

    Ser de vuelo tan lato,
    tan extendido,
    que tu carne es el cielo
    recién nacido.
    ¡Si yo pudiera
    remontarme al origen
    de tu carrera!

    Al octavo mes ríes
    con cinco azahares.
    Con cinco diminutas
    ferocidades.
    Con cinco dientes
    como cinco jazmines
    adolescentes.

    Frontera de los besos
    serán mañana,
    cuando en la dentadura
    sientas un arma.
    Sientas un fuego
    correr dientes abajo
    buscando el centro.

    Vuela niño en la doble
    luna del pecho:
    él, triste de cebolla,
    tú, satisfecho.
    No te derrumbes.
    No sepas lo que pasa ni
    lo que ocurre.

    Ésta última la leímos el año pasado en clase, ¿os acordais?

    Eva Romero

    ResponderEliminar
  14. ¡Buena elección chicas! ¡El año que viene no sé que os vamos a enseñar...!

    La nana de las cebollas es un poema conmovedor; trasmite todo lo que se puede sentir ante el dolor de un hijo.

    ResponderEliminar
  15. Si que me acuerdo Eva. Esa poesia está muy bien.

    El año que viene tendreis más cosas preparadas para que hagamos, no te preocupes por eso, Manoli.

    María Quesada Quesada 3ºB

    ResponderEliminar
  16. ¿Sabíais que Miguel Hernández tuvo qeu dejar los estudios con 15 años porque su familia pasaba apuros económicos? Esto no impidió que Hernández fuera a la biblioteca y leyera a los clásicos españoles y traducciones de obras griegas y latinas. Se convierte, además, en un aficionado al teatro.

    Con quince años comienza a componer poemas a escondidas de su padre que no veía con buenos ojos esta afición.

    Sus primero poemas será publicados en diarios. Tendrá que esperar a 1933 para que su primer libro, "Perito en lunas", vea la luz.

    Os dejo un poema de este libro. Por cierto, ¿qué estructura ha empleado?

    (SERPIENTE)

    En tu angosto silbido está tu quid,
    y, cohete, te elevas o te abates;
    de la arena, del sol con más quilates,
    lógica consecuencia de la vid.
    Por mi dicha, a mi madre, con tu ardid,
    en humanos hiciste entrar combates.
    Dame, aunque se horroricen los gitanos,
    veneno activo el más, de los manzanos.

    ResponderEliminar
  17. Parece ser una octava real, cuya estructura es ABABABCC, pero el tercer y cuarto verso no cumplen esta regla.

    María Quesada Quesada

    ResponderEliminar
  18. Me gustaría participar también, pero siempre que entro ya están las preguntas contestadas jaja.

    He analizado el poema y creo que la estructura que utiliza es la de la octava real con rima consonante en ABBAABCC, auque la rima verdadera de la octava real debería ser ABABABCC.

    Una característica curiosa es la figura de la serpiente en el poema, que en sus evoluciones, se asemeja a la trayectoria zigzagueante del borracho, embriagado por la bebida fruto del zumo fermentado de unos maduros y jugosos granos de uva que la vid arranca a la tierra (mencionado en el verso 4)

    PD: corregidme si me equivoco.

    IRENE TORRES 3º B

    ResponderEliminar
  19. ¡Muy bien, Irene! Buena observación. Puedes buscar el segundo libro que publicó, año y algún poema del mismo.

    PD: Aunque las preguntas estén respondidas, siempre puedes aportar algo nuevo.

    ¡Lánzate! ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  20. El segundo libro que publicó este autor fue el tuitulado "El rayo que no cesa" en 1936.

    Fue gracias a que en su segundo viaje a Madrid conoció a Pablo Neruda y a Pablo Aleixandre que lo iniciaron en el surrealismo, así como en la formas poéticas revolucionarias y la poesía comprometida, lo cual, contribuye a una perfección en su poesía.

    He buscado en internet información sebre este segundo libro. Aquí os dejo concretamente el segundo poema:

    ¿No cesará este rayo que me habita
    el corazón de exasperadas fieras
    y de fraguas coléricas y herreras
    donde el metal más fresco se marchita?

    ¿No cesará esta terca estalactita
    de cultivar sus duras cabelleras
    como espadas y rígidas hogueras
    hacia mi corazón que muge y grita?

    Este rayo ni cesa ni se agota:
    de mí mismo tomó su procedencia
    y ejercita en mí mismo sus furores.

    Esta obstinada piedra de mí brota
    y sobre mí dirige la insistencia
    de sus lluviosos rayos destructores.

    Aquí teneis la página web por si quereis leer el resto de sus poemas.

    http://www.poeticas.com.ar/Biblioteca/El_rayo_que_no_cesa/elrayoframe.html

    IRENE TORRES VALENZUELA 3ºB

    ResponderEliminar
  21. !HOLA CHICAS!
    Me uno a buscar información sobre Miguel Hernández, mirad he encontrado una página bastante buena sobre dicho autor es parecida a la de cervantes virtual, aquí os dejo el enlace:
    http://www.miguelhernandezvirtual.com/xml/

    Profe también propongo que ya que sería imposible viajar hasta Alicante donde está su museo, un día en clase podríamos hacer una visita virtual que he encontrado.

    Me parecen increíbles los poemas de este autor y aquí os dejo uno que me ha gustado mucho:
    EL ÚLTIMO RINCÓN

    El último y el primero:
    rincón para el sol más grande,
    sepultura de esta vida
    donde tus ojos no caben.

    Allí quisiera tenderme
    para desenamorarme.

    Por el olivo lo quiero,
    lo persigo por la calle,
    se sume por los rincones
    donde se sumen los árboles.

    Se ahonda y hace más honda
    la intensidad de mi sangre.

    Los olivos moribundos
    florecen en todo el aire
    y los muchachos se quedan
    cercanos y agonizantes.

    Carne de mi movimiento,
    huesos de ritmos mortales:
    me muero por respirar
    sobre vuestros ademanes.

    Corazón que entre dos piedras
    ansiosas de machacarte,
    de tanto querer te ahogas
    como un mar entre dos mares.
    De tanto querer me ahogo,
    y no me es posible ahogarme.

    Beso que viene rodando
    desde el principio del mundo
    a mi boca por tus labios.
    Beso que va a un porvenir,
    boca como un doble astro
    que entre los astros palpita
    por tantos besos parados,
    por tantas bocas cerradas
    sin un beso solitario.

    ¿Qué hice para que pusieran
    a mi vida tanta cárcel?

    Tu pelo donde lo negro
    ha sufrido las edades
    de la negrura más firme,
    y la más emocionante:
    tu secular pelo negro
    recorro hasta remontarme
    a la negrura primera
    de tus ojos y tus padres,
    al rincón de pelo denso
    donde relampagueaste.

    Como un rincón solitario
    allí el hombre brota y arde.

    Ay, el rincón de tu vientre;
    el callejón de tu carne:
    el callejón sin salida
    donde agonicé una tarde.

    La pólvora y el amor
    marchan sobre las ciudades
    deslumbrando, removiendo
    la población de la sangre.

    El naranjo sabe a vida
    y el olivo a tiempo sabe.
    Y entre el clamor de los dos
    mis pasiones se debaten.

    El último y el primero:
    rincón donde algún cadáver
    siente el arrullo del mundo
    de los amorosos cauces.

    Siesta que ha entenebrecido
    el sol de las humedades.

    Allí quisiera tenderme
    para desenamorarme.

    Después del amor, la tierra.
    Después de la tierra, nadie.

    EVA MARTÍNEZ

    ResponderEliminar
  22. Sinceramente profe, no te das cuenta de lo divertido que puede llegar a ser este blog hasta que no lo pruebas.
    ¡ENHORABUENA!

    Eva Martínez Saavedra

    ResponderEliminar
  23. ¡Pues, prepárala!
    ¡Serás nuestra profesora por un día!

    ResponderEliminar
  24. Jajaja Eva tu solo piensas en perder días de clase jaja.
    Me parece muy buena idea que visitemos el museo.

    IRENE TORRES

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Holaaa!!

    Yo también participo en realizar una visita virtual.

    Eva R.

    ResponderEliminar
  26. Pues ya podéis empezar a prepararla como actividad para el próximo trimestre.

    (jejeje)

    ResponderEliminar
  27. ¡HOLA!

    Yo no se para que dais ideas jeje. Que aquí lo que se dice va a misa, ¿a que si Manoli?.
    En un consejo, se dijo lo de los desastres mundiales y al final..... trabajo hecho jeje. Pero bueno si hay que hacerlo pues se hace, si en el fondo nos lo pasamos bien y todo, ¿ a qué si chicas?. Todo esto es de broma, solamente para decir algo.


    María Quesada

    ResponderEliminar